Coches km 0: ¿En qué se diferencian de un coche nuevo?

Publicado en por Ma.I.Pérez

Los concesionarios de autos suelen ofrecer a los clientes que llegan en busca de un coche nuevo, la alternativa de un “kilómetro cero”, prácticamente igual de nuevo que el vehículo a estrenar, pero a menos precio. La oferta resulta tentadora, pero antes de tomar una decisión, conviene tener presente qué se esconde tras los términos “coche nuevo” y “coche km.0”.

Coche nuevo

Un vehículo nuevo es un coche salido de fábrica, a estrenar y que nunca ha sido matriculado.

Además, se trata de un automóvil que apenas ha rodado unos pocos kilómetros (no más de 100), solo para pequeñas pruebas y para su transporte al concesionario.

El comprador de un auto nuevo siempre deberá figurar en la documentación oficial del vehículo y en el Registro de Tráfico, como el primer propietario del mismo.

La compra de este tipo de coches conlleva el pago del IVA sobre el precio y el impuesto de Matriculación, así como los gastos de gestoría que suelen facturar las agencias de automóviles.

Dentro del concepto de vehículo nuevo también puede entrar el llamado “coche en stock”, que es el vehículo de exposición que tiene el concesionario para su entrega inmediata.

Generalmente, este tipo de coches en venta, suelen tener un pequeño descuento en el precio, por el hecho de que se adquiere la unidad tal cual está en el salón, con el color, acabado y equipamiento que se presenta.

Estos vehículos seguirán estando en la categoría de coches “nuevos” aunque transcurra el tiempo, siempre y cuando el concesionario no los haya matriculado a su nombre.

En otros países, la situación es diferente. Por ejemplo, en Alemania, un coche en stock que esté parado en un salón más de 12 meses desde su fabricación, no es considerado “coche nuevo” y se vende a precio rebajado.

Coche kilómetro cero

Un coche “kilómetro cero” es un automóvil que ha sido matriculado por el concesionario a su nombre, y que ha tenido menos de 100 kilómetros de recorrido.

Por haber tenido una matriculación anterior, se le considera un “vehículo de segunda mano”, aunque técnicamente pueda estar en las mismas condiciones que un coche nuevo.

La matriculación de los rodados por parte de los concesionarios suele ser una estrategia de las agencias para cubrir objetivos de ventas, o para conseguir determinados bonus de los fabricantes.

Aunque mecánicamente sean tan nuevos como los “a estrenar”, los coches de km. 0 tienen un precio más ventajoso, ya que hay impuestos que no se pagan.

De todos modos, para que el negocio sea realmente conveniente a la hora de comprar un coche km.0, el ahorro debe estar por encima del 20% con respecto al precio del mismo coche nuevo.

Hay que considerar que la matriculación previa del vehículo supone una depreciación del valor del rodado.

Además, a la hora de volver a venderlo, ese coche también tendrá un menor precio, por haber sido adquirido de segunda mano, y no como “coche nuevo”.

Americanos

Etiquetado en Coches

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

transferencia vehiculos Madrid 01/12/2017 12:49

acar buenas fotografías del coche es clave para que el interés de las personas aumente, hacerlas siempre después de un lavado es muy recomendable también