¿Qué trámites hay que hacer para la compra venta de coches usados?

Publicado en por Ma.I.Pérez

Al igual que la compra de un coche nuevo, la adquisición de una unidad usada requiere el cumplimiento de una serie de formalidades, trámites y pago de tributos. El asesoramiento de un abogado o un gestor puede ser útil para que el negocio se realice con seguridad. Si se quiere ahorrar ese gasto, aquí se encontrará información sobre el tema.

Documentos y transferencia

Una vez que se ha decidido comprar un coche determinado, corresponde plasmar las condiciones del negocio: precio, plazos, entrega, etc., en un contrato de compraventa, firmado por ambas partes.

Luego, para que opere el cambio de titularidad ante la Jefatura Provincial de Tráfico, hay que realizar una serie de trámites, para lo cual es necesario solicitarle al vendedor los siguientes documentos:

a) Permiso de circulación, debidamente firmado, y una ficha con las características técnicas del rodado.

b) Recibo de pago del Impuesto de Vehículos a Tracción Mecánica.

c) Certificado de ITV (Inspección Técnica de Vehículos), en caso de haber transcurrido más de 4 años desde que el auto fue matriculado.

Esos tres documentos deberán ser presentados ante la Jefatura Provincial de Tráfico, junto con el formulario de transferencia de vehículos, debidamente completado y firmado por las dos partes del negocio.

La presentación de esos documentos debe ser realizada personalmente por quien pretende vender y por quien está dispuesto a comprar el automóvil.

En caso de que alguno de ellos no pueda concurrir, o se encomiende el trámite a un gestor, se deberá adjuntar un acta notarial o un certificado bancario, que determine la autenticidad de las firmas estampadas en el formulario.

Impuestos y tasas

Para que opere el cambio de titularidad y tráfico expida el permiso de circulación al nuevo propietario del rodado, es necesario cumplir además con el pago de algunas tasas e impuestos.

Por un lado, se encuentra la tasa de transferencia, que es un tributo que percibe la Dirección General de Tráfico, y que deberá costear el comprador del rodado.

Por otra parte, se deberá abonar el ITP (Impuesto a las Trasmisiones Patrimoniales) o el IVA (Impuesto al Valor Agregado), dependiendo de si la operación fue hecha entre particulares o con personas jurídicas.

Si el vendedor es un particular, el comprador tendrá que abonar el 4% del precio del vehículo, por concepto de ITP en la Consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma donde reside .

Si el negocio es con una empresa vendedora de autos, en lugar de ITP, el comprador deberá abonar, también en Hacienda, el 16% de IVA.

Abonados y justificados los pagos de estos tributos, Tráfico expedirá el permiso de circulación al flamante propietario del coche usado, quien pasará a ser, a todos los efectos, el nuevo titular del automóvil.

Completado este proceso, solo resta subirse al auto, ponerlo en marcha y disfrutarlo.

Car driver sitting in his new car

Etiquetado en Coches

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post